Traducción especializada- para graduados

Si acabas de terminar tus estudios y tienes pensado emigrar al extranjero por motivos laborales, es conveniente tener en cuenta que para según qué trabajos pueden pedirte que presentes los documentos académicos pertinentes para esa labor. Por otra parte, si es un país en el que tu lengua materna no se reconoce como oficial, necesitarás presentar una traducción jurada de dichos documentos.

Vayamos por pasos. En primer lugar, es aconsejable que consultes con el Consulado o Embajada del país de destino acreditado en tu país con respecto al reconocimiento y homologación de estudios.

En la mayoría de los casos, la demanda de traducción jurada de documentos académicos radica en los títulos (de educación secundaria, de bachillerato o su equivalente, universitario, etc.), los certificados de notas, los expedientes académicos e incluso en los certificados sustitutorios (en el caso de que el título todavía no se haya expedido).

Otro aspecto a tener en cuenta es si existe la necesidad de legalizarlo. Como explicamos en otra entrada, existen dos procedimientos de legalización de documentos (por vía diplomática o por Apostilla), y dependerá de si el país de destino es firmante de algún Convenio o Tratado por el que se eximirá la legalización por vía diplomática. Bien sea que el país de destino sea un Estado miembro de la UE, o que haya firmado algún Tratado o Convenio, si tu lengua materna no se reconoce como oficial, necesitarás una traducción jurada del documento. Por tanto, por el hecho que tu documento se legalice, no excluye que también deba traducirse.

La traducción jurada puede realizarla únicamente un traductor jurado nombrado por el Ministerio de Exteriores del país. También puede realizarla la representación consular o diplomática de los países de origen o de destino, que además se encarga de legalizar dicha traducción

Si eres ciudadano español y deseas trabajar en otro país, lo más oportuno es que consultes con el Consulado o Embajada del país de destino acreditado en España. Infórmate también por parte de la empresa acerca de los documentos académicos que debes presentar para, de este modo, poder acceder al puesto de trabajo. Una vez legalizado el documento (salvo en los Estados miembros de la UE), deberá llevarse a cabo una traducción jurada u oficial.

Si eres ciudadano de otro país y deseas trabajar en España, debes saber que el organismo que se encarga de homologar la documentación académica es el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Si tu país es de lengua no española, una vez legalizado el documento (exceptuando el caso que el país de origen sea un Estado miembro de la UE), se efectuará una traducción jurada u oficial por parte de un traductor jurado nombrado por el Ministerio de Asuntos Exteriores español.