La traducción jurada en la constitución de una empresa

 

 

La traducción es una necesidad que existe prácticamente en el día a día de una empresa. Denominamos traducción comercial a aquella que se encarga de los documentos utilizados en el mundo de los negocios y el entorno empresarial.

Más allá del producto que se blinde al público, la calidad en los textos y documentos de una empresa puede ser un factor igualmente esencial para el éxito comercial y la captación de nuevos clientes, por ello, para traducciones de tipo comercial se requieren traductores especializados, que tengan un enorme conocimiento del marco jurídico y administrativo, de la cultura y

Por otra parte, debemos tener en cuenta que la traducción también desempeña un papel indispensable en los casos en que alguien quiera abrir una nueva sucursal de su empresa en España, habiendo sido esta creada en un país diferente, o en el caso contrario, en que una empresa española pretenda salir al extranjero.

La traducción jurada de los estatutos, así como del acta de constitución de la empresa, será del todo indispensable para que estos documentos tengan valor en el país de destino, en el que la lengua seguramente sea diferente a la del país de origen.

En el supuesto caso de que quieras expandir tu empresa a Francia, al disponer de unos estatutos en español, necesitarías una traducción oficial jurada de los mismos de español a francés. Si por el contrario, quieres traer tu empresa a España, y dispones de unos estatutos en francés, deberás obtener la traducción oficial jurada de dichos estatutos de francés a español.

Para constituir una empresa fuera de nuestro país de origen, son necesarios un acta de constitución (documento que registra el nacimiento de la organización, las necesidades del área de negocio que han dado origen a la iniciativa, las restricciones que pueda experimentar, así como el resultado o producto que debe proporcionar) y unos estatutos sociales (la norma que marca el régimen interno de la empresa). Ambos documentos deberán constar como documento público mediante escritura notarial y ser presentados en el Registro Mercantil.