Traducción informes de auditoría

CUENTAS ANUALES E INFORMES DE AUDITORÍA

Cada vez más, se producen con mayor frecuencia intercambios económicos a nivel mundial. Estas relaciones de naturaleza económico-financiera entre empresas de diferentes países están favoreciendo una creciente demanda en la especialidad de traducción financiera.

El objetivo de la Administración Pública en los último años ha sido mostrar la transparencia de las empresas que trabajan en su territorio. Por ello, toda empresa debe realizar obligatoriamente un depósito en el registro mercantil, con el fin de informar a todo aquel que esté interesado de su situación anual. Estos datos financieros son importantes, pues en base a ellos, los accionistas o el público en general podrá decidir si quiere invertir en su actividad comercial o no.

En muchas ocasiones, esta información se publica en las páginas web de las empresas mismas, así como ante las autoridades que se encargan de regular el mercado a nivel nacional o entre los diferentes países en los que operan, por ello,  las cuentas anuales suelen formar parte del día a día laboral del traductor jurado del sector jurídico y financiero.

Pero, ¿cómo definimos las cuentas anuales? Las cuentas anuales son aquellos documentos (que comprenden el balance de situación, la memoria, los estados de flujos de efectivo, cuenta de pérdidas y ganancias y estado de cambios de patrimonio neto) a través de los cuales se informa del estado económico-financiero de una empresa determinada, siguiendo unos principios de contabilidad establecidos.

Las cuentas anuales suelen ir acompañadas de un informe de gestión y un informe de auditoría (siempre que así se requiera).

¿Por qué es tan importante la traducción jurada de unas cuentas anuales?

Necesitamos la traducción jurada cuando las cuentas anuales se redactaron originalmente en un idioma diferente al oficial del país en el que se van a presentar.

Es algo habitual hoy en día que una empresa quiera iniciar su actividad comercial en un país diferente al país en donde se originó. Si hablamos del caso de España, para que una empresa extranjera pueda comenzar a tener presencia (bien para fusionarse con una o más empresas españolas o para abrir una sucursal) en nuestro país, es necesaria la aportación de una traducción jurada de su documentación financiera. La traducción de cuentas anuales es un paso esencial en la internacionalización de la empresa o del grupo empresarial interesado.

Este tipo de traducciones están dirigidas a profesionales especializados en traducción económico-financiera, pues plantea diferentes problemas, como la naturaleza técnica del documento, que da lugar a una compleja terminología empleada, o el hecho de que existen diferentes modelos de cuentas anuales. Además de esto, la maquetación conlleva un gran trabajo para el traductor, debido a que se suelen  utilizar una gran cantidad de tablas. Así mismo, es necesario atender hasta al más mínimo detalle, como comprobar que el estilo que se ha seguido es el que usan aquellos que han redactado el texto original y comprobar, además, que los datos numéricos que se han trasladado al texto traducido son los mismos que figuran en el documento de origen.

De igual manera, el informe de auditoría (denominado también dictamen de auditoría de cuentas anuales), es el documento redactado por los auditores tras la revisión y verificación completa de las cuentas de una empresa determinada, donde especifican la situación económica de la empresa y la realidad económica de la misma. El informe de auditoría también es un documento de importancia para entidades financieras, accionistas, empleados y para todos aquellos que quieran conocer el estado real y situación económica de una empresa.

Al igual que sucede con las cuentas anuales, el informe de auditoría tiene por objetivo reflejar la situación económica de una sociedad. A veces, la persona o personas que reciben estos complejos exámenes de estado patrimonial y financiero de una empresa en cuestión, no entienden el idioma en el que se ha redactado el informe, o bien, es de obligado cumplimiento para la empresa presentar el informe en otros territorios en donde el idioma no es el mismo que con el que la empresa opera. Por todo ello, la traducción, y más especialmente la traducción jurada (pues tiene validez oficial) es tan indispensable dentro del sector económico.

En Hisparos, contamos con traductores jurados especializados en el sector económico financiero que cuentan con una excelente formación y experiencia profesional. No dudes en contactar con nosotros