Localización y SEO

 

Si quieres que tu página web tenga un buen posicionamiento en los motores de búsqueda, debes prestar atención a lo que explicamos a continuación, porque esto te interesa.

En primer lugar, ¿qué es la Localización relacionada con la traducción?

La Localización es una de las claves que debes conocer para que tu web esté optimizada en más de un idioma, con el fin de que se dé a conocer no sólo en el plano nacional, sino también en el país que desees. Se define como el proceso de modificación que se realiza en el contenido original para crear un producto o servicio  que pueda comercializarse en el mercado al que se pretenda lanzar.

La traducción forma parte de la Localización; así, localizar no es sólo traducir el contenido, sino contextualizarlo, es decir, tener en cuenta durante su elaboración los aspectos técnicos, funcionales y culturales (gustos, preferencias, rasgos culturales, etc.) del mercado meta en que se va a dar a conocer.

Pongamos un ejemplo, si debes traducir desde tu lengua, por ejemplo el español, a otra tan diferente como el árabe, debes tener en cuenta no sólo la correcta traducción, sino también la cultura de destino, las preferencias que tiene el mercado árabe y, en este caso, también el diseño que resulta de la escritura, puesto que esta se realiza de derecha a izquierda.

¿Qué puede localizarse?

Puedes localizar páginas web, videojuegos, software, etc.

La siguiente cuestión que debes plantearte es, ¿qué significa SEO y por qué me es necesario?

SEO son las siglas de Search Engine Optimization. Ya a principios de los años 90, surgieron los primeros motores de búsqueda, como Yahoo, o como lo haría unos años más tarde Google. A raíz de su creación, surgieron las web y muchos se dieron cuenta de que si atraían tráfico, ganarían dinero. Es así como nacen los motores de búsqueda, y con ellos el SEO.

Así pues, SEO es el proceso de mejorar la visibilidad de tu sitio web en los resultados de los diferentes buscadores. Para conseguir esto, debes incluir las palabras clave y los parámetros necesarios, como subtítulo que recoja un resumen del resto de la página, expresiones, títulos o etiquetas para posicionar la página web traducida en los primeros puestos de los motores de búsqueda. Si atendemos al lenguaje que debes emplear, este debe ser fluido, sencillo y común para todos, lo que contribuirá a que el visitante pueda comprender lo que lee y no quiera abandonar la página.

Si defines el SEO correctamente en la lengua de origen, la traducción permitirá situar tu página entre las primeras posiciones, lo que te ayudará a contemplar nuevas opciones de mercado, conseguir más clientes y, por supuesto, obtener más dinero.

Así que ya sabes, Localización y SEO son en sí un equipo, pues, aunque hayamos realizado una buena labor con el SEO, si la localización no es correcta, los visitantes no encontrarán interesante nuestra web y la dejarán.